Amargord Ediciones

PERRO DE LABORATORIO seguido de LIBRO DE VIAJE. Santiago Sylvester

perrolaboratorio

De la amplia y premiada trayectoria del argentino Santiago Sylvester, se reúnen aquí dos poemarios escritos en su etapa madrileña. Tal vez la capital cediera a estos poemas sus construcciones medidas, calibradas, desnaturalizadas. Líneas perpendiculares que enmarcan retratos de carne y hueso, seres vivos en cautividad sin sospecharlo, sometidos a las pruebas, inyecciones y cirugías  de una realidad apenas variable. Sylvester es ese científico de bata blanca que vigila y opera,  ese matemático que traduce en fórmulas el mundo físico. Pero no quiere decir esto que su posición sea distante o indolente, es solo que el autor  tiene la extraordinaria capacidad de estar dentro y a la vez salirse fuera de escena, sujeto agente y paciente del arte y de la vida:

Cuando se apagan las luces, las preguntas sobre el arte, sobre la vida –sobre la posible relación entre ambas- carecen de sentido como siempre. Son presuntuosas y al mismo tiempo ingenuas, como un adolescente que plagia a Baudelaire.

Los mil ojos de cámara de una mosca fotografían, hacen inventario de lo que sobrevuelan: objetos y criaturas clonadas en escenarios que se repiten. En Perro de laboratorio, la voz muta en animal y humano, en captor y en cautivo, en muerte blanca; fragmentos recortados que en su unión configuran la panorámica de una experiencia desabrida: la soledad y el aislamiento; el impulso de lo orgánico y la precisión de la aguja; el sueño de lo real y el sueño de lo soñado; la lenta espera sin desesperación de un final siempre anunciado. Dicotomías frías y afiladas que diseccionan el corazón y sus falacias. Que rompen el corazón porque lo delatan:

No sabe morir, no sabe

si va a morir, y se aproxima;

busca el hueso, la certeza,

amontonado como una cantidad.

 

Este es un autor de palabra cruda, pulsátil, de carne fresca. Esa habilidad para despojar al verso de aderezos se traduce en un ataque directo a nuestras presuposiciones. Una poesía de pensamiento que pisotea el sentimentalismo y demuestra que la observación honesta del mundo tiene mucho más impacto en nuestra conciencia que la afectación facilona o el verbo estrafalario. Los espacios sustraídos al tiempo en Libro de Viaje no son un álbum de sonrisas. No encontraremos descripciones sentenciosas, sino conceptos que se abren poco a poco hasta ser respuestas. Un viaje de viajes a saltos, una historia no lineal, de títulos estáticos solo en apariencia que devienen en un mapa conceptual interno, un razonamiento que progresa hacia dentro; el poeta demuestra que si rascamos la pátina convencional de falsos significados se llega hasta el verdadero constructo que subyace, la experimentación propia y real de lo vivido:

La gente está en las escaleras.

Las escaleras no llevan a ninguna parte.

 

Sirvan estos poemas de advertencia para todo aquel que no observe, no cuestione, no analice. Sirvan para destapar la deshumanización de la que somos presos: organismos que sueñan y desean, contentados no obstante con sus jaulas de cemento; mascotas que solo salen de paseo para hacer sus necesidades.

 

 

Giménez con G.

Read More

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies